Sentencia de la Corte Suprema de Justicia. 23-03-2010 (AMPARO DIRECTO 3/2007)

EmisorPLENO
PonenteJUAN N. SILVA MEZA
Sentido del falloÚNICO.- La Justicia de la Unión ampara y protege a BANCO NACIONAL DE MÉXICO, SOCIEDAD ANÓNIMA, INTEGRANTE DEL GRUPO FINANCIERO BANAMEX, en contra de las autoridades y por los actos indicados, unas y otros, en el resultando primero de esta ejecutoria, para los efectos precisados en el último considerando de la propia resolución.
Sentencia en primera instanciaSEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL Y DE TRABAJO DEL DÉCIMO SÉPTIMO CIRCUITO (EXP. ORIGEN: A.D. 587/2006))
Tipo de AsuntoAMPARO DIRECTO
Número de expediente3/2007

amparo directo 3/2007

quejosa: **********.



PONENTE MINISTRO juan n. silva meza.

SECRETARIo R. de la P.L.F..




México Distrito Federal. Acuerdo del Tribunal Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al día veintitrés de marzo de dos mil diez.



V I S T O S, para resolver los autos del juicio de amparo directo 3/2007; y


R E S U L T A N D O:



PRIMERO. Por escrito presentado el veintisiete de septiembre de dos mil seis, por conducto de la Séptima S. de lo Civil del Supremo Tribunal de Justicia de C., C., ********** ********** ********** **********, en representación de ********** ********** ********** ********** ********** ********** ********** ********** ********** ********** **********, solicitó el amparo y protección de la Justicia Federal en contra de las autoridades y por los actos que enseguida se precisan:



AUTORIDADES:


1.- Séptima S. de lo Civil del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de C., C. (con el carácter de ordenadora).


2.- J. Primero de lo Civil del Distrito Judicial de Morelos, C. (con el carácter de ejecutora).



ACTOS:


1.- De la autoridad señalada como ordenadora, reclamó la sentencia definitiva de cuatro de septiembre de dos mil seis, dictada en los autos del toca **********, al resolver los recursos de apelación interpuestos por las partes actora y demandada, en contra de la diversa sentencia de primera instancia de fecha veinticuatro de abril de dos mil seis, pronunciada por la J. Primero de lo Civil del Distrito Judicial Morelos, C., en el juicio ordinario mercantil **********, promovido por ********** ********** ********** **********, en contra de ********** ********** ********** ********** ********** **********.


2.- De la autoridad señalada como ejecutora, reclamó el cumplimiento y ejecución que se realice de la referida sentencia de segunda instancia, de fecha cuatro de septiembre de dos mil seis, dictada por la autoridad señalada como ordenadora.


SEGUNDO.- La parte quejosa designó con el carácter de tercero perjudicado a ********** ********** ********** **********, invocó como garantías violadas las consagradas en los artículos 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, narró los antecedentes del caso y expresó los conceptos de violación que estimó pertinentes.


T ERCERO.- Por auto de diez de octubre de dos mil seis, el Magistrado P. del Segundo Tribunal Colegiado en Materias Civil y de Trabajo del Décimo Séptimo Circuito admitió a trámite la demanda, que fue registrada con el número **********; reconoció el carácter de tercero perjudicado a ********** ********** ********** ********** y ordenó dar vista al Ministerio Público de la Federación adscrito.


Por resolución de dos de febrero de dos mil siete, el indicado Tribunal solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que ejerciera la facultad de atracción, a fin de que conociera del presente juicio de amparo, por lo que ordenó remitirle los autos.


Dicha solicitud se apoyó en que resultaba conveniente que la resolución del asunto fuera dictada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en tanto que el criterio que de ella emanara repercutiría en la solución de asuntos futuros, así como en el interés generalizado de los usuarios de la Banca.


Lo anterior, obedecía a que el caso revestía especial interés y trascendencia debido a la posibilidad de que una o varias condenas de una cuantía como la que se litiga en el juicio de origen (********** ********** ********** ********** ********** ********** ********** **********), podría ocasionar perjuicio a la Banca y al público que realiza sus inversiones en ella.


CUARTO.- Una vez recibidos los autos en este Alto Tribunal, su P., mediante proveído de ocho de marzo de dos mil siete, ordenó formar y registrar el expediente correspondiente a la solicitud del ejercicio de la facultad de atracción, formulada por el Segundo Tribunal Colegiado en Materias Civil y de Trabajo del Décimo Séptimo Circuito, con el número **********, asimismo estimó que el Tribunal Pleno de esta Suprema Corte de Justicia de la Nación no era legalmente competente para conocer del asunto, y por tanto, ordenó remitirlo a la Primera S..


El P. de la Primera S. admitió a trámite dicha solicitud y ordenó turnar el asunto al M.S.A.V.H., para la elaboración del proyecto de resolución correspondiente.


Finalmente, en sesión de veintinueve de agosto de dos mil siete, la Primera S. de la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó ejercer su facultad de atracción para conocer del juicio de amparo directo **********, del índice del Segundo Tribunal Colegiado en Materias Civil y de Trabajo del Décimo Séptimo Circuito, por unanimidad de cinco votos.


QUINTO.- En cumplimiento de lo resuelto en la aludida resolución de veintinueve de agosto de dos mil siete, el Ministro P. de la Primera S., en auto de diez de octubre del propio año, ordenó formar y registrar el expediente del juicio de amparo con el número **********, con motivo de haberse ejercido la facultad de atracción para conocer del juicio de amparo **********, del índice del Segundo Tribunal Colegiado en Materias Civil y de Trabajo del Décimo Séptimo Circuito, promovido por ********** ********** ********** ********** ********** ********** ********** ********** **********.


En el mismo acuerdo se ordenó turnar los autos al señor Ministro Juan N. S.M., a efecto de formular el proyecto de resolución respectivo.


Previo dictamen del Ministro Ponente se remitieron los autos del asunto por acuerdo del P. de la Primera S., para que fuera el Tribunal Pleno el que emitiera la resolución respectiva, por lo que el P. de la Suprema Corte de Justicia de la Nación dictó el auto de avocamiento correspondiente y ordenó la devolución de los expedientes al Ministro Ponente para dar cuenta con el proyecto de resolución al Tribunal Pleno.


C O N S I D E R A N D O:


PRIMERO. Este Tribunal Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es competente para conocer del presente juicio de amparo directo, de conformidad con lo dispuesto por los artículos 107, fracción V, último párrafo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 182 de la Ley de Amparo, en relación con el diverso 10, fracción XI, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, y conforme a lo dispuesto en el Punto Tercero, fracción III, del Acuerdo General 5/2001 del Tribunal Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, publicado en el Diario Oficial de la Federación el veintinueve de junio de dos mil uno, por tratarse de un asunto que podría entrañar un criterio de importancia y trascendencia en materia bancaria, por cuanto hace a los contratos de depósito bancario de dinero en los términos de la Ley Reglamentaria del Servicio Público de Banca y Crédito, la Ley Orgánica del ********** **********, la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, y demás normas jurídicas relacionadas con esas legislaciones.


SEGUNDO.- La demanda de garantías se presentó oportunamente, pues a foja 103 vuelta de los autos del juicio de amparo directo **********, se localiza la certificación del S. de Acuerdos de la Séptima S. de lo Civil del Supremo Tribunal de Justicia del Estado C., C., en la que hizo constar que la notificación de la sentencia reclamada se efectuó al quejoso el día martes cinco de septiembre de dos mil seis, y que surtió sus efectos ese mismo día; por lo que el plazo de quince días previsto en el artículo 21 de la Ley de Amparo transcurrió del miércoles seis, al jueves veintiocho de septiembre, con exclusión de los días sábado nueve, domingo diez, jueves catorce, viernes quince, sábado dieciséis, domingo diecisiete, así como sábado veintitrés y domingo veinticuatro de septiembre del citado año, correspondientes a días inhábiles, por disposición de los artículos 23 de la Ley de Amparo y 163 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.


Por consiguiente, en virtud de que en la aludida certificación también se hizo constar que la demanda de amparo se presentó el veintisiete de septiembre de dos mil seis, se concluye que se interpuso oportunamente.


T ERCERO.- La parte considerativa de la sentencia reclamada esencialmente es la siguiente:


A. Por cuanto hace a los agravios de la apelante demandada hoy quejosa, la S. responsable sostuvo que eran en una parte inoperantes y en otra infundados.


1.- Estimó que era improcedente el examen de las violaciones procesales aducidas respecto de la admisión y desahogo de las testimoniales de la parte actora, porque esa cuestión ya fue materia de una apelación resuelta con anterioridad por la propia S..


2.- Que el fallo de primera instancia no era violatorio de los principios de congruencia y exhaustividad, ya que si bien es cierto que la juzgadora confundió la contestación de hechos de la demanda con las excepciones y defensas, también lo es que ello no causa agravio a la apelante en tanto sí analizó las excepciones segunda, tercera y cuarta, aunque en un orden diverso.


3.- Que en lo concerniente a la omisión de examen que el apelante atribuyó a la J. de primera instancia, respecto de la tercera de las excepciones opuestas, consistente en “FALTA DE ACCIÓN PARA DEMANDAR EL PAGO DE INTERESES POR RENOVACIONES SUCESIVAS DE LA SUPUESTA INVERSIÓN”, y el argumento de que “no era jurídicamente posible pactar renovaciones sucesivas ad infinitud, por prohibición expresa del artículo 84 fracción XVII, de la Ley Reglamentaria del Servicio Público de Banca y Crédito...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba