Sentencia de la Corte Suprema de Justicia. 20-03-2019 (AMPARO EN REVISIÓN 815/2015) - Jurisprudencia - VLEX 799676673

Sentencia de la Corte Suprema de Justicia. 20-03-2019 (AMPARO EN REVISIÓN 815/2015)

Fecha de Resolución:20 de Marzo de 2019
RESUMEN

LEY DEL IMPUESTO ESPECIAL SOBRE PRODUCCIÓN Y SERVICIOS, ARTÍCULOS 1 ( ESTÁN OBLIGADAS AL PAGO DE IMPUESTO ESTABLECIDO EN ESTA LEY, LAS PERSONAS FÍSICAS Y LAS MORALES QUE REALICEN LOS ACTOS SIGUIENTES: 1- ENAJENACIÓN EN TERRITORIO NACIONAL 2.- PRESTACIÓN DE SERVICIOS ESTABLECIDOS EN ESTE LEY ), 2, FRACCIÓN I, INCISO i) (AL VALOR DE LOS ACTOS O ACTIVIDADES SE LES APLICARAN LAS TASAS Y CUOTAS... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO



AMPARO EN REVISIÓN 815/2015

QUEJOSA y recurrente: AGROQUÍMICOS RIVAS, S.A. DE C.V.





PONENTE MINIstro javier laynez potisek

SECRETARIO O.J.F. DÍAZ


Ciudad de México. Acuerdo de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al 20 de marzo de 2019 emite la siguiente


SENTENCIA

  1. Mediante la que se resuelve el amparo en revisión 815/2015 interpuesto por A.R., sociedad anónima de capital variable, contra la sentencia terminada de engrosar el 4 de diciembre de 2014 por el Juzgado Segundo de Distrito del Centro Auxiliar de la Tercera Región, con residencia en G., G., en el juicio de amparo indirecto 187/2014 (Auxiliar 229/2014).

  1. ANTECEDENTES

  1. Demanda de amparo. Por escrito recibido el 13 de febrero de 20141 en la Oficina de Correspondencia Común de los Juzgados de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal, hoy Ciudad de México, A.R., sociedad anónima de capital variable, promovió juicio de amparo indirecto en contra de las autoridades y actos siguientes.

a) Congreso de la Unión, integrado por las Cámaras de Diputados y Senadores, a quienes reclamó la aprobación del Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, de la Ley Federal de Derechos y se expide la Ley del Impuesto sobre la Renta y se abrogan la Ley del Impuesto Empresarial a Tasa Única y la Ley del Impuesto a los Depósitos en Efectivo, publicado en el Diario Oficial de la Federación el once de diciembre de dos mil trece, específicamente los artículos 1, 2, fracción I, inciso I), 19, fracciones II y XIII y Cuarto Transitorio, fracción I, inciso B), de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios.


b) Presidente de la República de quien reclamó la publicación, promulgación y expedición del Decreto aludido.


c) Secretario de Gobernación a quien reclamó el refrendo y publicación de ese Decreto.


d) Director del Diario Oficial de la Federación de quien reclamó la publicación de dicho Decreto.


e) Secretario de Hacienda y Crédito Público a quien reclamó el refrendo del Decreto multicitado.


  1. Señaló como violados los artículos 14, 16, 31, fracción IV, y 73, fracciones VII, XXIX y XXIX-G, constitucionales.

  2. Conceptos de violación. En el PRIMERO se adujo violación al principio de legalidad tributaria previsto en el artículo 31, fracción IV, constitucional, bajo los razonamientos siguientes.

  • Que el artículo 2, fracción I, inciso I),, reclamado, no define la tasa aplicable a la importación o enajenación de plaguicidas de toxicidad aguda sino que para su cálculo y obtención remite incorrectamente a la N.O. Mexicana NOM-232-SSA1-2009 porque el principio de legalidad tributaria exige que los elementos del impuesto estén previstos en ley y no en diverso ordenamiento creado por autoridad administrativa;

  • Que si bien ese inciso l) señala por un lado que las categorías de peligro de toxicidad aguda 1 y 2 causarán el 9% del impuesto sobre producción y servicios, la 3 el 7% y la 4 el 6%, por otro, que la tabla 1 establece los parámetros con lo que se determina la categoría de toxicidad aguda; lo cierto es que para obtener dichos parámetros se deben hacer operaciones de conformidad con la norma oficial mexicana señalada cuya naturaleza no es de ley sino de norma administrativa que versa sobre reglas, especificaciones, atributos, directrices, características o prescripciones aplicables a un producto, proceso, instalación, sistema, actividad, servicio, método de producción, operación, terminología, simbología, embalaje, mercado o etiquetado así como las que refieran a su cumplimiento o aplicación;

  • Además esa remisión no es válida ya que dicha norma administrativa de 2009 no está vigente puesto que fue sustituida por la de 2012, con lo que se complica obtener la tasa de las operaciones comerciales de la quejosa;

  • Que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público con la emisión de la norma oficial mexicana de que se trata que regula la tasa del impuesto invade la esfera competencial del Poder Legislativo;

  • Que el artículo tildado de inconstitucional no define (I) cómo se determina la categoría de peligro de toxicidad aguda de un plaguicida, (II) qué autoridad le corresponde establecerlo, y (III) el fundamento que sustente la decisión;

  • Que la norma oficial mexicana a la que remite la ley, no regula el procedimiento para establecer la categoría de toxicidad aguda sino los requisitos que deben cubrir las etiquetas de los plaguicidas; además de que fue suscrita por autoridad incompetente como es la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios;

  • Que de acuerdo con el artículo 40 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, la norma oficial mexicana puede señalar características de etiquetado de los productos pero no definir categorías de peligro de toxicidad aguda, por ende no existe marco normativo que dé certeza sobre esas categorías.



  1. En el SEGUNDO se adujo violación a los principios de seguridad y certeza jurídica, bajo los razonamientos siguientes.

  • Que la categoría de toxicidad puede fijarse por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y obtenerse a través de la norma oficial mexicana ya sea de 2009, 2012 o 2013, lo que representa falta de certeza para tener la tasa para calcular el impuesto controvertido;

  • Que la falta de seguridad consiste en que por un lado, el precepto reclamado remite a la NOM-232-SSA1-2009 y por otro que el artículo I.5.1.7 de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2014 señala que “Para los efectos del artículo 2, fracción I, de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, los contribuyentes en lugar de aplicar la Tabla 1. Categorías de peligro de toxicidad aguda, contenida en la N.O. Mexicana NOM-232-SSA1-2009 se aplicara la contenida en la modificación de los numerales 4.1.8, 6.2.7, 6.3.7, 8.2.7, la tabla 1 y los numerales 6.2.1.3 y 6.3.2, del anexo normativo 1, de dicha norma oficial publicada en el Diario Oficial de la Federación el 4 de abril de 2012”. Es decir, no existe certeza de qué tabla es la que se utilizará.



  1. En el TERCERO se adujo violación al principio de proporcionalidad tributaria bajo los razonamientos siguientes.

  • Que el artículo tildado de inconstitucional transgrede ese principio dado que no establece tasas diferenciadas en función de la capacidad económica sino en función de la categoría de peligro de toxicidad aguda que no es síntoma de capacidad contributiva;

  • Que el uso de tarifas progresivas en los impuestos se justifica con la existencia de distintas capacidades contributivas, correspondiendo a la ley correspondiente definir en cada caso tasas diferenciadas;

  • Que la norma establece las tarifas en función del grado de peligro de toxicidad aguda sin justificar la relación que guarda con la capacidad contributiva. Máxime que esas categorías de toxicidad carecen de fundamento constitucional;

  • Que los impuestos ambientales tienen como objetivo inhibir conductas que afecten al medio ambiente, sus tarifas o tasas no se definen en función de la capacidad del contribuyente sino en función de la contaminación que las conductas provocan. Por tanto, al estar ausente el elemento de la capacidad contributiva como fundamento de las tarifas progresivas es imposible justificar el uso de tarifas diferenciadas o progresivas para gravar el mismo hecho imponible;

  • Que enajenar o importar plaguicidas con diferentes niveles de toxicidad no indica que existan distintos niveles de capacidad contributiva Esto es, para sostenerse que a mayor peligro de toxicidad aguda existe mayor capacidad contributiva de quienes comercializan los plaguicidas, debe existir en la ley los criterios para ello, lo que en la especie se carece;

  • Que el criterio de que las tasas diferenciadas de este impuesto respetan el principio de proporcionalidad tributaria, surgió del examen de este mismo impuesto pero en relación con el tema de las bebidas alcohólicas el cual no es aplicable, ni por analogía, porque no se aprecian elementos con los que se demuestre que a medida que aumenta la categoría de peligro de toxicidad aguda aumenta el precio del producto;

  • Que las tasas del 6, 7 y 9% no guardan proporción alguna con la capacidad contributiva del contribuyente, ni la categoría de peligro se define en función del precio del producto sino en función de los parámetros previstos en la Tabla 1. Que es imposible sostener la relación entre el incremento en la categoría de peligro de toxicidad aguda con el alza...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA